L a familia es un soporte crucial para todas las personas y juega un papel importante. Convivir con una familia que te apoya cuando decides decir abiertamente que eres homosexual, bisexual o transexual, es importante ya que cuando una persona siente que debe ocultarse aumentan las posibilidades de sufrir problemas de salud mental, y hasta todo física.

La duda en salir del armario o de comunicar la condición de transexual suele ser generalizado debido al miedo de enfrentarse con los prejuicios y la discriminación, lo que lleva a que alguna gente mantenga su identidad en secreto.

Hacerlo es un paso psicológico importante para las personas homosexuales y transexuales y las investigaciones han desmotrat que sentirse bien y la integración de ésta en la vida personal fomenta un mayor bienestar y salud mental. El apoyo social es crucial para la salud mental y el bienestar psicológico.

Los padres y madres y los hermanos heterosexuales pueden jugar un papel importante en reducir el presjudicis y la discriminación. Por ejemplo pueden examinar su propia respuesta a los estereotipos y los prejuicios antigás. Pueden trabajar con individuos y la comunidad para combatir los prejuicios y la discriminación. Los heterosexuales pueden pedir a otras personas heterosexuales que consideren la naturaleza perjudicial o discriminatoria de sus creencias y acciones; pueden fomentar políticas de no discriminación, que incluyan la orientación sexual; pueden trabajar para hacer que salir del armario sea seguro.

P or otra parte las personas de la comunidad LGBT pueden querer ser padres y/o madres y formar una familia.

Ser madres y padres